Outsourcing Fuerza de Ventas

Trabajos imposibles: éstos son los puestos que no se cubren

Falta talento, escasean las nuevas habilidades y competencias profesionales. Sólo así se puede explicar que un gran número de puestos queden sin cubrir en un escenario laboral dominado por el desempleo.

No se trata de trabajos que nadie quiere, de esos que le avergüenzan a uno, y tampoco es cuestión de que no haya oferta de empleos. La paradoja es que en el mercado laboral hay muchos puestos que resultan muy complicados -si no imposibles- de cubrir: comerciales expertos (especialmente chefs y panaderos, mecánicos o electricistas) y representantes de ventas son los más difíciles de llenar por los empleadores en todo el mundo, seguidos de los técnicos, ingenieros y, curiosamente, los conductores (sobre todo los de camiones y maquinaria pesada o para la construcción).

Parece un contrasentido, pero hay trabajos que no se cubren en un escenario de desempleo. Según el reciente informe 2015 Talent Shortage Survey de ManpowerGroup, se puede concluir que mucho más grave que la incidencia del paro es la escasez de talento en numerosos perfiles y por supuesto la ausencia de capacidades y habilidades necesarias que, increíblemente, llevan a la escasez de candidatos aptos. Esto reduce la competitividad de las organizaciones y su capacidad para servir a los clientes; implica un descenso del compromiso y reduce la innovación y la creatividad, al tiempo que exige unos costes de compensación cada vez más elevados.

Paradojicamente, existen dificultades para encontrar determinadas competencias que implican una adaptación y que no todos los candidatos tienen. También hay que tener en cuenta que muy pocas organizaciones están implantando las estrategias necesarias para solucionar los déficit en la atracción de talento. Y esto resulta fundamental para operar en los nuevos modelos de mercado que están surgiendo.

blog_15_06_012
A los puestos complicados de llenar en ese top 5 de trabajos imposibles hay que añadir a los gestores y ejecutivos; al personal financiero y contable (sobre todo analistas financieros); las secretarias, asistentes y personal de apoyo de oficina; personal de tecnologías de la información (desarrolladores y programadores, administradores de bases de datos y gestores de tecnología de la información); y operadores de producción.

España, que según el informe es uno de los países -junto con la República Checa, Países Bajos, Reino Unido e Irlanda- que menos dificultades presentan cuando se trata de cubrir puestos, tiene su propia idiosincrasia de trabajos complicados de llenar: a los ya citados en el mercado global de empleo, nuestro país presenta dificultades para cubrir puestos de enfermeras, profesores y personal legal.

Para solucionar este problema, los empleadores tendrán que ser capaces de diseñar nuevas prácticas para los candidatos potenciales, redefiniendo los criterios de cualificación. Parece evidente que las mismas prácticas de reclutamiento de toda la vida no pueden producir resultados diferentes.

La investigación, que recoge las opiniones de casi 50.000 gestores de personas en 42 países, añade la necesidad de “fomentar una cultura de aprendizaje y de alentar a los empleados a ser dueños de sus propias carreras profesionales. Es necesario tener una mentalidad ágil que permita explorar otros pool de nuevo talento, y conviene que los candidatos sean conscientes de que han de tener y saber vender su proposición de valor como empleados únicos e irrepetibles, convertidos en una referencia”.

Las empresas externalizarán más servicios durante 2015

Según un estudio presentado recientemente por Adecco, las empresas españolas van a externalizar más servicios. Invirtiendo en aquellas áreas en las que es necesario el expertise de una empresa, especializada en un determinado ámbito en la que aporta su conocimiento concreto. En esto consiste la externalización, también conocida como outsourcing. Una herramienta que ayuda a la optimización de los modelos productivos mediante la delegación de ciertas actividades por parte de una empresa a un tercero especializado en la tarea encomendada. De esta forma, el outsourcing permite que las empresas mejoren su rendimiento, obtengan una actividad externalizada de calidad y transformen los costes fijos en variables.

Pero las ventajas no quedan ahí porque la externalización de servicios también ayuda a las empresas a su propio desarrollo estratégico en relación a la competencia y al acceso a las tecnologías especializadas, empleadas por el profesional a quién se externaliza parte de las actividades laborales.

Los beneficios del outsourcing son tan potentes que el 64,6% de las empresas encuestadas por Adecco Outsourcing sobre externalización han afirmado que en 2015 aumentarán el uso de la externalización de servicios para obtener soluciones de vanguardia, gracias a la experiencia de un socio especializado en la materia. El 30,3% de las empresas cree que continuarán con la estrategia de outsourcing durante todo el año mientras que el 5,1% opina que disminuirá el empleo de la externalización de servicios.

Es, además, una buena noticia para las economía española. Se generarán acuerdos entre entidades, lo que fomentará la creación de más puestos de trabajo en pequeñas y medianas empresas, así como una mayor solidez en sus cuentas, al aumentar los ingresos provenientes de la externalización de servicios por parte de entidades más grandes.

Ventajas del Outsourcing
La principal ventaja que reporta la externalización de servicios a las empresas es la flexibilidad, ya que se liberan de cierta carga de trabajo. Aunque con la certeza de que los resultados serán igual o más eficaces. El outsourcing también genera eficiencia en los procesos, ya que la entidad sobre la que se externaliza el servicio está especializada, y emplea la última tecnología, lo que se traduce en una mayor productividad. En última instancia, las empresas que externalizan sus servicios consiguen aumentar sus ventas porque ofrecen servicios de mayor calidad.
Empresas que más usan el outsourcing

Las empresas energéticas son las que más aumentarán la externalización de servicios a lo largo de 2015, seguidas de las empresas involucradas con las nuevas tecnologías (TIC) quienes apuestan por el outsourcing en el 71,7% de los casos. En tercer lugar se encuentran las empresas químicas, que afirman que usarán la externalización en el 70,6% de los casos.

No obstante, las empresas de consultoría, formación, distribución, comercio minorista, hosteleras y del sector turístico también se lanzan a probar la contratación de servicios de externalización para aumentar su productividad y rendimiento.

Si nos centramos en el tamaño de las empresas, son las multinacionales las que más uso hacen del outsourcing, aunque las grandes y medianas empresas no se quedan atrás ya que externalizan sus servicios en un 35% de media. Las pequeñas empresas acuden al outsourcing en menor medida, en un 23%.
Áreas empresariales que más se externalizan

Existen ciertas áreas susceptibles de externalizarse a terceros ya que son las que más productividad generan con esta fórmula. Dentro del área comercial es el telemarketing el que más se externaliza con un 52,9%, seguido de la promoción comercial (33,1%) y la fuerza de ventas (14%). En el área administrativa y de servicios generales, las empresas españolas suelen externalizar los procesos de limpieza (37,1%), recepción y control de accesos (22,3%), grabación de datos (14,6%), prevención de riesgos laborales (14,5%) y servicios de traducción (11,5%). Dentro del área de producción y operaciones de la empresas, los servicios logísticos son los que más se externalizan con un 42,6%, los servicios auxiliares a la industria (24,4%), los procesos de IT (21,2%) y los servicios de Business Process Outsourcing (11,8%).